Home > ¡Te estampo!

18 Agosto, 2016

¡Te estampo!

Todos queremos a nuestros hijos más que un friki a un pokemon pero en más de una ocasión hemos escuchado como un padre o madre gritaba con los ojos desencajados de sus órbitas…

– ¡Te juro que te estampo! Qué frase más redonda para explicar el sentimiento progenitor, no tiene lagunas.

Y es que con el parto debían recetar tilas de por vida. Esos pequeños diablos a veces consiguen sacarte el corazón por la boca. Viven en el filo de la navaja, les encanta el peligro, te retan constantemente y lo arreglan todo con la mejor de las sonrisas.

Aunque les digo a mis amigos que Sara no correrá por el borde de la piscina, no mirará hacia atrás mientras baja escaleras, compartirá todo con sus semejantes sin poner pega alguna, dormirá del tirón y comerá sin derramar ni una gota de sopa. No saltara en el sofá y no me hará ver el mismo vídeo de Dora la exploradora una y otra vez hasta que me sangren los ojos. Se lo digo convenciéndome a mí mismo, porque en sus caras puedo ver como sus labios ensanchan y asoma una carcajada con eco mientras me señalan con el dedo y me dicen:

– Ya te tocará a ti, ya te tocará….

Todavía no he pasado por esa situación porque nuestra pequeña aun esta en modo “huevito” y no ha evolucionado a “pañal peligro” pero ya lo veo cerca y por eso estoy llenando mi mochila de paciencia, una gran mochila, de esas que tienen muchos bolsillitos.

Las frases convencionales siguen estando de moda pero el “Te estampo” está cogiendo fuerza frente al “cuando venga tu padre veras”,  “como vaya vas a llorar con razón”, “como coja la zapatilla te voy a poner el culo fino” y una de mis preferidas, “no me, no me, que te, que te”

Padres en apuros del mundo, maldigan a los espíritus sagrados, caguense en todas las mares saladas, clamen al cielo por tener más paciencia que el Santo Job y tengan a mano bien afiladas las zapatillas de estar por casa y las chanclas en verano. Pero no estampen a sus hijos, y si lo hacen, que sea con cariño. 🙂

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *