Home > Solo en casa

10 Abril, 2016

Solo en casa

Mucho consejo, mucho consejo para padres primerizos pero aquí el menda, en cinco meses, no había tenido que superar una de las mayores pruebas que se le puede poner por delante a un padre. La primera tarde a solas con su hija.

Mamá tenía que irse durante unas horas y en todo momento mostro una confianza ciega en súper papá. Lleno un poco el biberón de leche, me vino a la imagen un asturiano escanciando la sidra. Suficiente para calmar la sed de un depredador recién despertado y me dejó solo ante el peligro.

Eran las cinco de la tarde y el pequeño león dormitaba junto conmigo después de una copiosa comida,

Las órdenes eran concretas pero los nervios y el miedo estaban presentes ¿Y si la niña tenía más hambre? ¿Y si llora y no tengo la tetaina para calmar su adicción? ¿Y si?¿Y si…?

Al despertar una sesión de besito y arrumacos,  posteriormente recoger la cocina mientras ella juega y se retoza por el suelo.

Merendar con una mano mientras con la otra hago el moñas y tengo distraída a la niña.

Este post no se escribe solo…mientras lo hago estoy haciendo una representación de títeres con los dedos de un pie.

Tiendo la ropa mientras canto sus canciones favoritas, no desafino ni lo más mínimo, escucho aplaudir a los vecinos desde su casa.

Cambiarla de ropa y salir a la calle para dar su paseo vespertino, no hay nada que la guste más, con esto ganaría una hora. Todas estas cosas que mamá hace como rutina diaria y que parece fácil pero te das cuenta del valor que tienen cuando te ves tú ahí, dándolo todo. Eso si no fuera porque aquí, un señor y su hija de cinco meses estuvieron dos horas y media de siesta, trincados, tapados hasta las cejas.

Así que cuando nos despertamos, carrito y a la calle…media hora después mamá ya estaba con nosotros cargadita de amor y leche para su princesa.

El consejo de hoy para padres primerizos… no hay nada que una buena siesta no solucione.

 

 

 

 

3 pensamientos en : Solo en casa

  • Abril 13, 2016 at 2:41 pm

    Je, je, je, son una ricura sobre todo cuando están dormidos 😉

    • Jose Maria Díaz Mendoza
      Abril 15, 2016 at 11:17 am

      No lo sabes tú bien…pero no te confíes, cuando parece que ya están en coma profundo y huelen tu tranquilidad se activa la alarma en una glándula que solo ellos poseen con la encima de la “noduermenidiosis” y automáticamente los parpados se abren a la par que sus cuerdas vocales vibran como el aullido de un lobo.
      Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *