Home > Salpica, chapotea…

28 febrero, 2016

Salpica, chapotea…

Salpica, chapotea, feliz en el agua…

Así es como podría definirse los ratos que mi pequeño cachalotillo se pasa en la bañera.

Dejamos atrás los días en los que bañarla era un mero trámite de limpieza  y relajación mental de un diminuto cuerpo con apenas más movimiento que el se succión y posterior apretón. Ahora, nuestra hija ha adquirido nuevas capacidades que nos obligan a hacer un cambio logístico dramático, hemos pasado de poner la mini bañera en el mueble del baño a tener que meterla dentro de la bañera normal.

La nueva promesa de la natación española se mueve como pez en el agua, y como tal, no repara en patalear cuanto haga falta.

Alterna ratitos de trance meditacional con auténticas batallas en la mar. En ocasiones se reproduce en la bañerita  la imagen de unos rudos pescadores en sus barcos rodeando y capturando  un banco de atunes enfurecido.

Mi hija no pasa de lubina, pero con una fuerza descomunal.

Aún tenemos que definir si sus pasos van encaminados hacia la competición a crol, braza, mariposa o natación sincronizada, que alguna sumergida espontanea se ha pegado…

Os mantendremos informados sobre sus progresos acuáticos, mientras voy a instalar un pequeño trampolín en la bañera, que no hay que descartar nada.

Feliz chapoteo papas y mamas

2 pensamientos en : Salpica, chapotea…

  • febrero 29, 2016 at 10:16 pm

    Nuestra peque es igual… Es meterla a la bañera y se vuelve como local chapoteando, salpicando, dando vueltas en la bañera, jugando un unos cazos… Le flipa el baño, y tengo la impresión de que es uno de sus momentos favoritos del día.

    Por suerte nosotros vivimos en una casa unifamiliar y el baño está en la planta baja… Si no, algún vecino ya hubiese subido a quejarse de goteras del tamaño del mar Caspio!!

    Disfruta de los baños, son un momento maravilloso del día 🙂

    • Jose Maria Díaz Mendoza
      marzo 4, 2016 at 1:43 pm

      Hola Papá en UK
      No eres el primero que me lo dice. 9 Meses flotando en el interior de su madre le deben dejar una huella importante. No llega a cuatro meses, cuando tenga un par de meses más la baño con el chubasquero puesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *