Home > Ni Ronaldo ni Ronalda.

7 junio, 2016

Ni Ronaldo ni Ronalda.

 

Ya se me están pegando hasta los hablares de las madres. Y es que son siete meses rodeado de pañales los que enriquecen mi CV páter.

Andaba con la mosca detrás de la oreja durante toda la temporada, desde que Sara nació el Madrid no levantaba cabeza, las cosas no funcionaban y el Atlético por el contrario volaba cada vez más rápido, hasta Torres parecía resurgir de sus cenizas. ¿Acaso había traído al mundo a la nueva mesías colchonera?¿Que había hecho para merecer esto?

Mal que bien conseguimos llegar a la final de Roma, pero en frente estaban ellos, con sus plumas y sus corazones rojos. Ya había visto como el primo putativo Hugo se había cambiado de bando recientemente influido por su abuelo paterno.

Comienza el partido, la intentamos no mostrar muchos los nervios, al abuelo le han preparado una buena cremallera estomacal hace pocos días y no conviene excitarlo y que reviente de golpe. Mantenemos la calma, distraemos de vez en cuando a Sara que no parece prestar mucha atención al encuentro.

Gooooooooooolllllllll, es inevitable, el tío Nacho y un servidor saltan de alegría y gritan frente al televisor como dos posesos fuera de control. Rápidamente nos percatamos de la situación, Sara se ha quedado estupefacta, ojiplatica ante la situación me mira fijamente mientras dos lagrimones comienzan a caer de sus ojos. Se leía perfectamente en el interior de las gotas la frase; “Joder papá que susto me has dado”. Reacciono rápido y la cojo en brazos, ale ale, ale ale, y seguimos al partido.

La cosa va bien, esta niña tiene que ser madridista. Eso es lo que pensaba justo antes de que marcara el empate el Atleti. Me giro rápidamente y Sara se ríe. La tengo que besar, es irresistible, afrontare la realidad, peor sería si fuera culé.

Se acaba el partido y decidimos volver a casa a ver la prorroga. Los nervios me invaden al llegar y ver que ya ha empezado. Mamá se prepara para dar la re-cena a la niña y a los pocos segundos susurra; – Estamos en modo sueño, se está durmiendo. SShhh.

¡Pero esto que es! A esta niña se la pela el futbol.

Me toca ver el resto de la final en modo mute, mordiendo cojines y gritando sin voz hasta los penaltis.

Esto es una tortura, la risa muda nos embarga ante tal situación, me voy al pasillo, vuelvo, voy al baño, vuelvo, terraza, vuelvo…no sé dónde meterme. Mamá me pregunta susurrando, yo la respondo con gestos. Por fin, ganamos y hacemos el amago de saltar sin levantar ni un palmo del suelo, solo faltaban los subtítulos por debajo de nosotros y Chaplin pasando por al lado.

En resumen, Sara fue mi pequeño talismán, no es del Atleti, aunque tampoco lo es del Madrid, creo que de momento lo único que le hace perder el control y emocionarse como un ultra es la tetita de mamá. Así que Teta 1 – Futbol 0

4 pensamientos en : Ni Ronaldo ni Ronalda.

  • David
    junio 7, 2016 at 8:49 am

    Y pensar que hace 2 años lo vivimos de diferente manera… Cómo habéis cambiado… Os hacéis mayores… jajajaja

    • Jose Maria Díaz Mendoza
      junio 7, 2016 at 9:51 pm

      Madre mía que lejos queda Lisboa y esa siesta en el césped, regalaría la undécima por otra siesta así…
      Pero una cosa te digo cobarder, prepárate que como dice mi suegra -“Hay mas días que judías” ¡Tus tiempos de gloria están tocando a su fin vividor!

  • Cris
    junio 7, 2016 at 7:43 pm

    He de decir que el primo Hugo no lo tenia muy claro porque cantaba todos los goles…..aunque ya se va inclinando hacia el lado blanco porque cantaba ¡Hala Madrid! Jijiji ya lo tengo casi hecho!

    • Jose Maria Díaz Mendoza
      junio 7, 2016 at 8:38 pm

      Partido a partido…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *