Home > ¡Alto ahí señorita!

9 septiembre, 2016

¡Alto ahí señorita!

¡Ole, ole y ole! Con el fin del verano llega uno de los puntos de inflexión, o mejor dicho, de flexión en mi andadura como padre.

Y es que la pequeña de la casa, a sus diez meses, nos sorprendió con sus primeras pedaladas en el arte de gatear.

Y digo lo de flexión porque tengo la sensación de que a partir de ahora en adelante me va a tocar doblar el lomo e ir de un lado al otro sin parar persiguiendo por la casa al bichín de cuatro patas.

Ya he puesto las chicanes, los puntos de mayor siniestralidad con avisadores luminosos, radares en la cocina y los baños y un carnet por puntos. La DGA (Dirección de gateo en apuros) impondrá multas si la tasa de leche está por encima de lo establecido y restará puntos del carnet gateador.

Toca hacer inventario, plástico de burbujas, protectores anti-enchufes, cierres de cajones, rodilleras…voy a necesitar un presupuesto. Menos mal que los niños son de goma, espero que mis nervios también.

¿Algún consejo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *